sábado, 11 de enero de 2014

Padresconautismo. Reflexiones cotidianas 5. Todos los objetos de casa sirven como material de trabajo.

En el caso de los niños y niñas con autismo todos los objetos de casa sirven como material de trabajo


Solemos observar materiales muy desarrollados  que en general implican un costo económico significativo, igual encontramos materiales que obedecen a un trabajo arduo de horas y horas, que en general pueden ser replicables e igual convertidos en productos de consumo. En lo relacionado con los Sistemas Ampliados de Comunicación (especialmente PICASA) se encuentra mucho material que puede ser reproducido a través de páginas web, blog y archivos que circulan en la red.

Hasta mediados del año 2013 estuvimos produciendo diferentes herramientas para acompañar a Alejandro, y debemos reconocer que había un interés secundario de aprovechar los materiales producidos para convertirlos en objetos de consumo que nos permitiera una entrada adicional en casa. Sin embargo llegó la hora de reconocer que no eramos comerciantes y por ende nuestro interés secundario fracasaba con facilidad. Entre otras razones por eso decidimos hacer este blog, para compartir materiales que suponíamos podrían ser útiles para muchos padres y acompañantes.

Entramos así en un periodo donde no definíamos herramientas específicas, empezamos a utilizar los distintos espacios ya construidos, los diferentes objetos de casa (alimentos, menaje de la cocina, muebles, menaje de habitaciones, basuras) y el escenario natural que nos rodea con sus respectivas ventajas (animales, árboles, plantas, semillas, rocas, pantano, agua, viento). Para nosotros ello ha sido una reducción inmensa en el desgaste de elabora materiales específicos. Ahora con facilidad tomamos una botella y sugerimos a Alejandro diferentes usos, igual tomamos vasos de la cocina, los asociamos con tapas y limones y con esa herramienta transitoria podemos proponer múltiples ejercicios de orden espacial, temporal y numérico.











Lo mismo hacemos con otros materiales de casa, creamos secuencias, rutas, acertijos, juegos de cooperación, competencia, asociación, descripción, análisis, interpretación...

En ello lo que se requiere básicamente es la fluidez para encontrar en los elementos de casa todas las posibilidades para trabajar bajo agenda diferentes actividades acorde con las emergencias y el desarrollo espontáneo del niño.

En la espontaneidad de Alejandro hemos encontrado formas para apoyar su lectura, para recrear lo leído a través de narraciones ampliadas en las que participamos proponiendo personajes, situaciones, giros dramáticos. En ello nos acompañan Sebastían y Luana en tanto también participan como personajes o con sus recreaciones de lo narrado por su hermano.

Bien, con esta corta entrada lo que queremos recalcar es la importancia de entender que en el consumo de juegos, materiales, software, aparatos electrónicos y demás, no está necesariamente la respuesta educativa para nuestros hijos y acompañados, la respuesta está en nuestra disposición para crear y recrear condiciones con materiales que están a nuestro alcance sin costos adicionales. Esto no implica que dejemos de apoyarnos en algún material didáctico, es útil, sin embargo el principal material es (en nuestro caso) es Alejandro en asocio con nosotros y sus hermanos.

Abrazos a todas y todos.