viernes, 7 de marzo de 2014

Padresconautismo. Herramientas de trabajo 5.Aprestamiento para la escritura.

 Herramientas de trabajo 5
Aprestamiento para la escritura


Como indicamos en algún posteo, este 2014 es el año de fijarnos en los detalles. Hasta ahora Alejandro (seis años) ha tenido unos desenvolvimientos que para nosotros son valiosos y pertinente. En general ha logrado múltiples patrones de autocuidado, interacción, comunicación, flexibilidad, relación con el entorno, integración sensorial, motricidad, y sensopercepción.  Esos patrones en su mayoría no son completos, ejemplo, al vestirse no ha anudado aún su primer par de cordones. Al almorzar no ha fijado aún un tiempo regular de alimentación, si bien en ocasiones come durante una hora, lo frecuente es que lo haga entre hora y media y dos horas y media. Al lavarse los dientes invierte la mitad de su tiempo en masticar el cepillo, especialmente cuando lo hace completamente solo. Al lavarse las manos suele disfrutar mucho del agua, por esa razón termina derrochándola. En sus diálogos con las personas suele generar intercambios  fragmentados, donde la información queda incompleta, especialmente cuando es él quien la brinda. Al leer tiene la tendencia a descuidar la lectura de toda la palabra, por ende con frecuencia cambia la enunciación de la misma, y no es por una no concreción de la lectura como hecho aprendido, simplemente en el afán de leer rápido deja de tener cuidado con los detalles (lo decimos en tanto tiene lectura comprensiva en lo descriptivo). 

Bien, durante esta semana hemos trabajado de manera insistente en su rigidez de muñeca, en su bilateralidad (teniendo como foco el aprestamiento preescritural), en la circunducción desde el hombro en ambas extremidades superiores y en la reducción de uso del codo como punto de apoyo para los movimientos de trazo.  Ese trabajo lo hemos realizado evitando el papel, el cuaderno, el renglón, la cuadrícula, el lápiz y el esfero. Hemos acudido a las pautas motrices para estimularlas, acompañarlas y entrenarlas. Lo hacemos así porque  entendemos que las letras son el producto de un movimiento sintético que representa un movimiento corporal más amplio. Con estos ejercicios esperamos llegar al papel  en unos dos o tres meses, y tenemos  confianza que en ese momento será muy fácil para Alejandro avanzar en los trazos que requiere para  la escritura. Anexamos fotografías sobre el uso de materiales y herramientas improvisadas para trabajar en lo anotado.

Un abrazo a todas y todos.