domingo, 1 de diciembre de 2013

Padresconautismo. Manipular permite la creación de otros sentidos.


De la  manipulación a la creación de sentidos.


En el caso de Alejandro la manipulación ha sido uno de las habilidades más trabajadas durante los tres últimos años. Usando como referente la importancia de la tecne en el desarrollo de distintas potencialidades cerebrales, especialmente las destrezas del los lóbulos frontal y temporal, nos dimos a la tarea de crear todas las condiciones para que dicha manipulación se diera enfáticamente en entornos naturales y con materiales asociados a esos entornos (tierra, arcilla, plantas, minerales, árboles, arbustos, agua, arena, cortezas, frutos, flores, aves de corral, musílagos, hojas...).


En primera instancia fuimos muy resistentes a los juegos de mesa compuestos por fichas que asociaban letras, números, apareamientos, secuencias, figuras geométricas y otros elementos que son propios de cartillas y ejercicios en preescolar y primero. Por eso en la experiencia de Alejandro predominaban herramientas con las que al manipular trabajaba la espacialidad, las distintas formas de movimiento, las secuencias y apareamientos sin relación gráficas, los empalmes, las simetrías y asimetrías, el afianzamiento de la pinza, la presión, la ubicación espacial y todos los referentes que el lenguaje tiene sobre la misma ( tamaño, distancia, proximidad, ubicación). 


Pensamos en la escuela, porque era definitivo que Alejandro requería de la socialización con otros niños, la cual ya había fracasado en los dos preescolares en los que tuvo experiencias poco pertinentes para sus expresiones. Por esa razón al ingresar a la escuela asumimos el uso de herramientas que tuvieran relación con lo que promueve el aparato escolar, en tanto en el caso de nuestro país existen unos estándares y competencias que los niños y niñas deben alcanzar.


De ahí que en el aula estructurada estemos usando herramientas que tienen relación con lógicas en que la imagen y la escritura son asociadas para potencializar el aprendizaje.  Con lo experienciado hasta la fecha entendemos que los avances de Alejandro se dan en el terreno que modulamos en casa (Vida Digna), y en el aula estructurada hace los enlaces con lo esperado por el aparato escolar. Hasta la fecha o hemos encontrado el contraflujo lo que nos hace pensar (en el caso de Alejandro), que las herramientas desligadas de los presupuestos del texto escrito, son mucho más potentes para establecer esas subestructuras de desarrollo necesarias para la lógica gramatical y la lógica matemática.


Entendiendo que es necesario usar herramientas que refuercen alfabeto, operaciones de suma y resta, delimitación de figuras geométricas, uso de las escalas de colores, ubicación en el territorio y demás, hemos optado por asumir herramientas en contexto que  no solo se queden allí, permitiendo asociaciones de lo hecho en casa con lo que el aula trabaja. Por eso hemos estructurado sobre los siguientes sentidos:

1. Todo nos habla del lugar donde está nuestro cuerpo.  Con esta afirmación cualquier herramienta puede ser utilizada teniendo en cuenta la ubicación de las fichas, las letras, los números, etc.



2. Vemos, escuchamos y percibimos las cosas dependiendo del lugar donde estamos ubicados.  Bajo esta premisa, le brindamos a Alejandro y a sus compañeros de aula, un cambio relatado de sus puntos de ubicación. La herramientas son muy útiles en este caso en tanto favorecen descripciones y anotaciones cambiantes. Ejemplo, el ordenamiento de letras por colores, esto depende de la cantidad de colores relevantes que sean visibles para el niño, si se le cambia de silla, el resultado es diferente. Hacemos visible dicha situación y acompañamos juegos de descubrimiento y comparación.  


3.   Los objetos son el resultado de nuestros sentidos. Cambian o permanecen dependiendo de la experienciación de esos sentidos. Varias de las  herramientas, al estar compuestas por múltiples fichas, permiten trabajar cambios en las lógicas de juego y en los resultados previsibles. Con facilidad emerge otro juego que requiere del uso ampliado o modificado de X o Y sentido, o de varios de ellos. La experienciación implica que el niño haga racional - consciente lo que quizá no es racional y mucho menos consciente.



4. Las narraciones de las cosas son narraciones sobre nosotros mismos.  Las cosas cobran las características de nuestras ideas, de las escalas de valores infundidas por el contexto social, de los estereotipos, prejuicios y discriminaciones que nos marcan.Las herramientas al no ser ejercicios de punto final, permiten la emergencia de narraciones que movilizan parte importante de las dimensiones  moral y cultural de los participantes. En el caso de Alejandro no facilita observar lo que estamos construyendo con él.


Estos sentido nos han permitido crear puentes  entre el trabajo de RAAS Vida Digna (nuestra casa) y del aula estructurada, facilitando la observación de las relaciones creadas, las continuidades y discontinuidades, los desplazamientos y emergencias. 


La manipulación como práctica, acción y pensamiento se convierte en una ruta continua de trabajo que se afianza en la misma acción, en el ejercicio constante de hacer, sobrepasando los amarres propios de herramientas didácticas que son hechas con fines que no dimensionan la multidimensionalidad del ser humano. Manipular permite la creación de sentidos, de otros sentidos...

Un abrazo a todas y todos.