lunes, 2 de diciembre de 2013

Padresconautismo.Ser padres y familias con autismo es una gran oportunidad.


Ser padres y familias con autismo es una gran oportunidad.

Estas son unas ideas provocadas por el artículo de Autismo Diario titulado "Autismo, curas milagrosas y los presuntos culpables. Escrito por Daniel Comin.

Un gran abrazo. ¿Qué diferencia a un niño con autismo de un niño con S de Down? En términos sociales y culturales, muy poco. Y para los sistemas de salud que diferencia hay entre ellos, ninguna, son simplemente un problema emergente para ellos, una estadística que puede ser muy costosa. Ya que estamos hablando de la geopolítica de lo que Focault denominaría los anormales, podemos constatar que las formas de respuesta social e institucional han cambiado muy poco. Y de igual forma que en épocas anteriores cuando la referencia era sobre los alienados, monstruosos y rebeldes, el juego sigue teniendo las mismas reglas. Y ojo, la respuesta no es el encuentro de "tratamientos científicos", como puede ser el caso de la pandemia del SIDA, la cuál es considerada hoy una suma de enfermedades de tipo crónico. 

Mientras nuestras sociedades se sigan construyendo sobre ideales nacionales, raciales, productivos, estéticos, culturales y morales, con dificultad estaremos de frente a otro tipo de realidad. Y quizá no es solamente la racionalidad de la exclusión, a pesar de vientos de globalización, en la mentes modernas y premodernas persiste un sentido de gueto que no ha sido trastocado por más de un siglo de racionalidad moderna. Defiendo lo mío y lo de los míos, por ende los demás son bárbaros Atílas, que en su monstruosidad comprometen mis credos y verdades, en otras palabras, permiten la construcción de mis estereotipos.

Lo que me parece más interesante del momento actual, con respecto a las dinámicas sociales amarradas al autismo, es el acto de rebeldía por parte de las familias con respecto a la ignorancia de los científicos y con respecto a la desidia de los burócratas.

Claro que emergen negociantes, saltimbanques, usureros del alma y tramposos, como en cualquier dimensión de la vida social, sin embargo no podemos desconocer que en ese buscar de las familias hay una fuerza social que pone en entredicho la mediocridad rampante de dos instituciones (salud y educación) que soportan su dignidad social en verdades a medias. Muchas familias son engañadas, si, y muchas otras se vuelven poderosas, potentes, crecen en si mismas para ser mejores, con una lógica de vida que disrumpe con el modelo consumista, para encontrar otras formas de vida y convivencia.

 En aras de una claridad o de una suma de verdades, no podemos desconocer los méritos y emergencias que se están produciendo. Cuando uno sigue de cerca los apoyos que las familias están teniendo en las redes sociales, donde soportan dudas, procedimientos y estrategias, que no son provistas por lo oficial. En eso el papel de Autismo Diario es relevable.

Total, creo que es necesario mirar al otro lado del camino, valorar la producción familiar, los hechos de red social, las miradas que reivindican prácticas de vida en las que la alimentación, la convivencia, la emocionalidad, los afectos y las valoraciones van por un camino diferenciado con respecto a la tragedia de consumismo que tiene atrapado a gran parte del planeta.

Abrazos. Y gracias por la publicación Autismo Diario