lunes, 11 de noviembre de 2013

Padresconautismo. Intentos de comunicación que hemos utilizado con Alejandro.

Asociando los elementos propuestos por los sistemas ampliados de comunicación y algunos supuestos aprendidos a través de nuestro trabajo con procesos de comunicación en salud, hemos concretado un ejercicio  de comunicación intencional con Alejandro y sus hermanos. Presentaremos los presupuestos en una serie de afirmaciones que nos recuerdan constantemente cuales son los límites en que nos movemos cuando pretendemos tender puentes de comunicación con los niños.  

0.     Alejandro es nuestro maestro de comunicación.
1. Es diferente pensar desde la comunicación a pensar desde la interacción 
2. Cuando se está comunicando se está actuando 
3. Cuando se actúa se comunica. 
4. Los espacios comunican.  
5. Las acciones son la síntesis de cualquier ejercicio comunicativo 
6. La comunicación se encuentra entre un umbral de incomunicación y no comunicación. 
7. El cuerpo es el escenario básico de la comunicación 
8. Reconocer la existencia del  tercer vinculante es fundamental 
9. La comunicación no emerge de la cotidianidad o de la espontaneidad, se construye. 
10. La ausencia de comunicación comunica.  

Desarrollaremos estos puntos en diez entradas distintas en el blog padresconautismo.blogspot.com, debido a la necesidad de ejemplificar con imágenes  y palabras lo que ellos demarcan.  Y entonces, manos a la obra.  

0. Alejandro es nuestro maestro de comunicación.


Un día de tantos encontramos a Alejandro dibujando en la pared de algún cuarto de casa. Unos grandes óvalos con gestos de sonrisa, ojos, diferentes tamaños y algunos con otro óvalo a su alrededor. Al preguntarle por su obra, respondió: "es el sistema solar". Inmediatamente empezó a enunciar cada uno de los planetas y planetoides.



Nos preguntamos qué habría pasado en otras circunstancias, sin la presencia de Alejandro, con seguridad hubiera primado la estética de la casa y no nos habríamos tomado el tiempo y el fluir suficiente para preguntarle y aprender con él. !Claro¡ Es mucho más fácil aprender cosas sobre el sistema solar dándole algunas características humanas, adquieren rasgos y por ende la posibilidad de asociación se amplia desde lo conocido a lo nuevo por conocer.


Lastimosamente por el uso del color amarillo, no se evidencian otros óvalos, en los que Alejandro comparó el tamaño del sol, con el tamaño de jupiter. Eso nos puso a pensar en la importancia de las escalas, recordando que en la Universidad pública de la ciudad en que habitamos existe una modelación del sistema solar, respetando la escala de las distancias.  Alejandro suele recorrer toda la distancia entre los planetas, enunciándolos con sus respectivos satélites.


¿Qué es lo que entendemos a partir de lo descrito por Alejandro? Los procesos comunicativos en el área del aprendizaje humano, se han circunscrito en términos de tiempo y espacio, a un remedo del aula medieval. A pesar del paso de tantos años, todos los ejercicios que utilizamos remiten a la retórica, al exceso de oralidad, a la centralidad de la palabra (y de quien la detenta), a la síntesis excesiva ubicada topográficamente en el pizarrón, la hoja de cálculo, la hoja de dibujo, la hoja de texto y al ejemplo que proviene de las lógicas de quien expone el conocimiento elaborado.


Alejandro  nos presenta una síntesis que proviene de otra lógica de aprendizaje, una lógica de la emergencia que promueve la relaciones creativa de quien se acerca a la realidad, acorde con sus formas de percepción y representación del mundo. Al ser Alejandro un niño con autismo, tenemos la pausa para asumir nuestro desconocimiento, y por ende es fácil desdibujar el aula medieval, ingresando en escenarios de la comunicación que se construyen en una horizontalidad simbólica, que requiere de seres desnudos y sin pretensiones hegemónicas (algo que apenas empezamos a vislumbrar).

Nos comunicamos en lo ideal por fuera de la norma, buscando en la aparente ausencia, la presencia incesante de indicios, claves y formas no convencionales de comunicación. En lo real, como padresconautismo, nos reconocemos con muchas taras, dogmas, miedos y certidumbres. Eso hace necesario que entendamos a Alejandro como nuestro maestro, el por fortuna no ha asumido aún esas trabas y cortapisas.

Abrazo a todas y a todos.