jueves, 28 de noviembre de 2013

Padresconautismo. Soplar y soplar como apoyo al habla.


SOPLAR Y SOPLAR...






Lastimosamente no encontramos a la mano otras fotografías, sin embargo estas son bien disientes,  un elemento importante en los ejercicios para trabajar el habla con Alejandro ha sido el soplar y soplar, aprovechamos cualquier momento para que lo haga, por ejemplo en  los cumpleaños de toda la familia le encanta soplar las velas, lo hace una y otra vez, eso lo emociona tanto que podemos sugerirle que sople de distintas formas, por las comisuras labiales, con nariz y labios, con lengua y labios. 



En su lavado de dientes suele sacar el cepillo para soplarlo, sin lugar a dudas eso alarga el cepillado, esos momentos los aprovechamos para que sople con el cepillo en la boca, entre los labios, atrapado por los dientes, haciendo el cepillado.  En las múltiples caminatas encontramos muchas flores de diente león, le encanta soplarlas para ver como se van por el aire las cilias. Sopla nuestros ojos, la piel, y los burbujeantes (así los llama Alejandro), en ello es un experto.


Abrazos a todas y todos.