sábado, 23 de noviembre de 2013

Padresconautismo. Los paréntesis en el trabajo de habilidades.


Los paréntesis en el trabajo de habilidades.


Actualmente nos encontramos enfocados en trabajo del lenguaje social, desarrollamos diferentes ejercicios apoyados en las experiencias de Sabina Freeman  y Loreiei Dake, publicadas en el texto Teach Me Language. No hemos podido seguir el libro a plenitud, dado que Alejandro en primera instancia no reconocía la diferencia entre letra, palabra y frase. Trabajamos en este aspecto creando unas tarjetas que diferenciaban estas estructuras, para ello usamos palabras contextualizadas y frases compuestas por las mismas. Definimos situaciones repetidas en la cotidianidad (juegos, estudio, comida, beisbol, piscina, río, animales) para facilitar las relaciones que nuestro amado pudiera hacer. Trabajamos durante una semana, hasta que fue evidente la comprensión.






Reiniciamos los ejemplos del texto, utilizando palabras en tarjetas y un formato para registrar respuestas, aciertos y errores.  Cada formato resume la experiencia de máximo diez minutos de trabajo. 

El avance es evidente, sin embargo su montaña rusa permanece inalterada, tenemos días donde Alejandro es completamente proactivo, con una alta capacidad de producción y desempeño, en esos periodos no es necesario utilizar ayudas adicionales, en tanto corresponde a todas las sugerencias orales y escritas que se proponen.






Otros días son los difíciles periodos de los paréntesis, tiempos en que aparentemente lo ha olvidado todo, juega con las palabras, enuncia palabras como frases o frases como letras, juega con los formatos sin prestar atención a las indicaciones. Como hecho absurdo y sin embargo presente, en esos momentos solíamos preguntarnos sobre el por qué sucedía eso y no generábamos de manera rápida la estrategia que nos ha dado resultado desde el primer momento. Las altas trazas de angustia que aparecían nos llevaban a un lugar de inacción, hacíamos preguntas que no podíamos responder en tanto no somos investigadores de la conducta.







Esa inacción podía durar hasta treinta minutos con una alta tensión para nosotros y para Alejandro.  Y resurgía lo simple, el trabajo gráfico y la correlación con recreación de hechos concretos (puesta en escena). Ahí empezaba a fluir de nuevo la disposición para el trabajo. 

Con respecto a los ejercicios concretos de lenguaje social, presentamos algunas fotografías de ejercicios adicionales hechos en formatos de tamaño tabloide, con ellos le proponemos a Alejandro construir frases a partir de palabras. Las frases son producto de sus elaboraciones.





Lo narrado  nos demuestra que a pesar de nuestros intentos de sistematización y seguimiento consciente del manejo de Alejandro, somos reiterativos en la tendencia oral, eso es amplificado por la evidente comprensión que nuestro amado tiene de todos los diálogos que generamos a su alrededor, sean para él o con Sebastian y Luana. Y olvidamos lo importante, Alejandro es un ser con alto contenido gráfico.

Abrazos a todas y todos.